Reclamación de Cuotas de Comunidades de Propietarios.

Para la reclamación de las cuotas de comunidad impagadas a los comuneros morosos, la Ley de Propiedad Horizontal prevé un procedimiento sumario, el Juicio Monitorio, en el que presentada la demanda junto con la documentación prevista en la ley, y una vez admitida se requerirá al deudor para el pago por plazo de 20 días.

En el plazo mencionado el deudor podrá:

–          Pagar la deuda, en cuyo caso terminará el procedimiento.

–          Oponerse al pago, en cuyo caso el procedimiento continuará por los trámites del procedimiento que corresponda, según la cuantía..

–     No atender al requerimiento, en este último caso el Juzgado pondrá fin al procedimiento monitorio mediante decreto, en el que se condenará al deudor al pago de las cantidades adeudadas más las costas devengadas en el procedimiento. En caso de impago por el deudor, una vez dictado el decreto condenándolo al pago, quedará la puerta abierta para iniciar el procedimiento de ejecución, obligando al deudor a su cumplimiento.

Como paso previo, de carácter obligado, al inicio del procedimiento monitorio, es necesario comunicar de forma fehaciente la deuda al comunero, siendo  aconsejable realizarlo a través de burofax y, si esta comunicación resultase infructuosa, la comunicación deberá realizarse mediante publicación en el tablón de anuncios de la comunidad.

 En lo que respecta a la documentación necesaria para la iniciación del procedimiento, relacionamos la siguiente:

–          Acta de la Junta de la Comunidad de Propietarios, donde conste el acuerdo de liquidación de deuda y reclamación judicial a los propietarios morosos.

–      Certificado de la deuda , firmado por el secretario con el visto bueno del presidente.

–      Comunicación fehaciente de la deuda al comunero moroso o en su caso, certificado de haber sido publicada la misma en el tablón de anuncios de la comunidad.